Protocolo 2.0 en tu boda

“Tienes que conocer las reglas para poder romperlas”- Alexander Mcqueen. Pues ahí está la cosa.

La RAE define protocolo con varias acepciones refiriéndose en el sentido más estricto. De las 5 que tiene, nos hemos quedado con dos porque son exactamente al que nos que queremos referir.

-Secuencia detallada de un proceso de actuación científica, técnica, médica, etc.
-Conjunto de reglas establecidas por norma o por costumbre para ceremonias y actos oficiales o solemnes.

Adaptando ambas y llevándolas a nuestro terreno, comenzaremos por la primera y añadiendo que, en este caso y en el sentido más amplio de la acepción, estamos muy de acuerdo. La organización de un acto ha de partir siempre desde el protocolo de acción. Es decir, necesitamos unas pautas concretas a seguir para todo el montaje en general, tanto de las cosas grandes como de las pequeñas con el principal objetivo de que esto nos lleve al éxito. Sin organización, difícilmente se consigue el éxito y organización es igual a protocolo.

Sea el evento que sea, dónde sea y como sea. Necesitamos tenerlo todo bajo control para saber actuar y reaccionar ante imprevistos.

Después está la siguiente y en la que realmente queremos aplicar la cita que dijo en su día Alexander Mcqueen, diseñador revolucionario donde los haya: conoce las reglas y rómpelas. Y nos referimos al color blanco del vestido de novia, a llevar vestido corto o largo a las bodas, a que en las damas de honor no haya un hombre, a que la novia entre antes al altar o a que sea a ella a quien le pidan matrimonio. Hemos puesto ejemplos de boda porque son los más típicos, pero al igual ocurre con otros eventos.

Siempre en el momento adecuado, porque hay veces que lo requiere sí o sí. Pero siempre que se tenga oportunidad partiendo de la base de la organización… customiza, innova, salte de la línea y prueba nuevas cosas. Quien sabe si gustan más que las que habían.

Personaliza, eso es todo

Lo profesional no es sinónimo de frío y distante. Lo profesional está directamente relacionado con lo personal. Personalizar es la clave. Aquí te explicamos a qué nos referimos. 

Repetimos hasta la saciedad la frase de “la diferencia está en los detalles” porque después de tantos años en la profesión creemos firmemente que la suma de esto es lo que hace un evento grande. Pero, así como creemos en esta afirmación, también creemos en el poder de la personalización y nos reafirmamos más en esta creencia después de que vimos una preciosa y original forma de indicar los nombres de los invitados en la mesa. Para añadirle sabor al caldo era además homemade. Cumplieron perfectamente el truco: personaliza, eso es todo. 

Ocurrió en una boda, no hace mucho. La madrina, como buena representante de su cargo sorprendió a los novios con unos coquetos bastidores bordados (todos) a mano para la mesa de los novios en el que ponía el nombre y la fecha del enlace en el caso de los novios y el nombre y decoración en el resto de los puestos. Pero no sólo la mesa de los novios, lo grande fue que todos los invitados tenían un bastidor ¡con su nombre bordado a mano!.

Además de ser original, es un detalle dulce y tierno que después se podrán llevar a casa y recordarlo no solo por el detalle sino también por quien lo hizo. Es un estupendo sustituto del sencillo papel con el nombre.

Y como esta, existen muchas otras formas especiales tanto para indicar los nombres en la mesa de los novios como del resto de invitados. La naturaleza en sí es una fuente de inspiración enorme porque por ejemplo utilizar hojas verdes, que ya no secas, para estampar el nombre en un color vistoso queda precioso. Y ya no solo la naturaleza, las cosas que te rodean en general: un pañuelo, una servilleta bonita de tela, una chapa antigua…

La cosa está en personalizar todo lo que hagas. Darle tu toque, que se note que eres tú, que sois vosotros. Y hemos puesto el ejemplo de la boda y personalizar dejando el sello propio, pero podemos también extrapolarlo a cualquier evento como un evento empresarial y respecto a la personalización como una forma de hacer sentir al cliente especial. Hablaremos más delante de esto.

¿Qué es parece de momento el marcar los sitios de forma diferente?

Venue de otoño

Un lugar para todos y para todo. Descubre el encanto de Quinta Lacy como venuede otoño.

Hay lugares en concreto que tienen mucho encanto en una época del año: los que gozan de una fabulosa terraza al lado del mar, evidentemente son ideales lugares de encuentro para verano; luego hay otros que son recogiditos, cucos, cozy(acogedor en inglés) como bibliotecas hechas cafeterías o restaurantes renacidos en un edificio muy antiguo que te atraen sin luchar muy fuerte en las tardes/noche de invierno. Y luego están los lugares que sirven para todo y para todos porque se adaptan muy bien a los climas y a las personas en cualquier momento. Y eso sucede con Quinta Lacy, un fabuloso venue*(también) en otoño.

En esta época del año se viven muchos eventos carismáticos y con esencia que no tendrían toda su brillantez especial en ningún otro momento. Es más, hay mucha gente que prefiere el otoño a cualquier otra estación. En decoración, en gastronomía, en actividades, da mucho de sí en general y da mucho para explorar. Es por ello, que otoño tras otoño, nos gusta dedicarle un pedacito de nuestra sección a esta época y explicar como Quinta Lacy se transforma.

Toda la vegetación florecida en primavera empieza a cambiar de forma y color, no ha debilitarse, sino a convertirse para volver con fuerza. Las hojas caídas forman un manto precioso para acoger un coctel en tonos burdeos en los jardines, puesto que el clima de la zona es exquisitamente templado con la justa y necesaria brisa del invierno. La zona del interior también se transforma en la calidez y la comodidad necesarias para abrazar un evento con tus características.

Nuestros fogones se encienden al mismo tiempo que nuestras manos y nuestras mentes se sincronizan para la creación de nuevas delicias de otoño.

Es una propuesta seductora ¿No?

 

 

En un lenguaje un poco más modernista, bohemio y de eventos del ahora se les puede llamar por su nombre en inglés: venues.

¿Qué “está de moda” en materia de eventos?

El “está de moda” es tan relativo como la belleza de tu animal de compañía. Las modas van y vienen literalmente, lo importante es lo que te contamos a continuación:

Año tras año, al inicio de cada temporada, leemos tanto en redes sociales como en las páginas web que visitamos día a día las líneas de tendencia que más se van a llevar en dicho periodo. Básicamente, lo que “va a estar de moda” en varias ramas creativas como es el mundo de la moda o de la decoración; en trajes de novia y posiblemente, hasta lo que más vamos a encontrar en supermercados. Y por supuesto, el mundo de los eventos no se queda detrás. También tiene moda y tendencias. Y aquí es dónde entra la pregunta ¿Qué “está de moda” en materia de eventos?

Hemos leído recientemente algún que otro artículo sobre qué tendencias, sobre todo decorativas, deberíamos dejar de ver en bodas y esto nos ha sacado un poco el espíritu de la voz crítica que llevamos dentro. Sí nos hemos dado cuenta de que los photocalls están muchas de ellas que a muchos de nuestros novios les gustan los detalles rústicos como los palés o las cajas de madera. Claro que también hemos visto como a muchos les gusta colocar sus iniciales en 3D en la entrada.

Si somos súper sinceros queremos decir lo siguiente: las modas se abrazan cuando más convenga, cuando las necesitemos y si el contexto es propicio para ellas, porque éstas no son más que ideas geniales lanzadas en el momento adecuado. Pero en su mínima expresión, son ideas.

Lo bueno y lo bonito es que cada uno lo hace a su manera y del color que más le guste.

Por lo tanto, contestando a la pregunta que lanzábamos al inicio y a los artículos que dicen qué hacer y qué no hacer: en materia de eventos hay muchas y grandes ideas que llevar a cabo, sé original o simplemente no abuses de ellas. ¿Qué pasa si en vez de usar los pantalones de cuadros galeses este año lo hago el siguiente? Pues que serás el que más destaque.

Quién y cómo oficiará vuestra boda

Elegir a la/s persona/s que os “casará” es un bonito privilegio que conceden las bodas civiles; que las personas que vosotros decidáis pronuncien las bonitas palabras de ya sois marido y mujer delante de todos los invitados. Aquí os damos algunos tips, emociones y sensaciones sobre este tema.

Si ya los rituales simbólicos de bodas civiles hacen de esta algo muy personal, el hecho de que alguien a quién queréis, apreciáis y valoráis dirija vuestra ceremonia es ya algo top.Lo mejor es que en estas ocasiones no hay protocolo ni ninguna pauta a seguir más que la que vosotros elijáis; Discursos, poemas, música, videos, chistes, anécdotas… no hay límites. Pero… ¿Quién y cómo tenéis pensado que sea?

Las bodas civiles realizadas en el lugar de convite son bodas simbólicas, son bodas en las que ya estáis casados porque el día anterior, la semana pasada o el mes pasado tuvo lugar la firma legal ante el juez de vuestra unión. La cosa es que suelen ser más íntimas que multitudinarias y la mayoría de las ocasiones solo acuden personas contadas de vuestro círculo más cercano. Por eso, es que celebráis esto con todos.

Mientras organizamos juntos todos los detalles que estarán presentes en el altar, vosotros estaréis pensando en quienes queréis, súper queréis que esté detrás de él. Una sola persona, dos para que se turnen, tres: que una sea la que dirija y las otras lean un discurso, por ejemplo. Para que la ceremonia sea más entretenida, una idea que proponemos es que la persona que escojáis os conozca a los dos, que sea testigo de la relación. Hermanos, primos, amigos, tíos… incluso vuestros padres. Porque de otra manera, esa persona solo se dirigirá a uno de vosotros *.

Dividid la ceremonia en pocas partes, treses un buen número: introducción, nudo y desenlace.

Tened presente el humor: Tú Rita María (o el nombre de la novia) ¿Aceptas a Carlos Alberto (o el nombre del novio) aunque le guste jugar al futbol en la playstation a las 11 de la noche, le huelan los pies o solo le guste una marca en concreto de yogures?

Un monólogo bien preparado; Música específica que acompañe sus palabras; Alguien que sepa cantar y os pueda recitar el texto.

¿Qué más, que más? Mucho más… en nuestras cabezas. Ven a vernos.

 

*Decir lo que se siente por cada uno de los novios es bonito, pero ten en cuenta que es una celebración de dos. Las cualidades individuales es mejor dejarlo para los cumpleaños.

Pon color a tu boda de verano

Puede sonar a tópico porque evidentemente es a lo que invita esta época del año, pero lo cierto es que hay veces que se necesita un pequeño recordatorio para no caer siempre en lo mismo. Color y frescor es lo que las bodas de verano necesitan y más en la zona de levante, que es calurosa hasta decir basta. Con color no nos referimos a recrear un cuadro de Jackson Pollock (el cual nos encanta), sino a realizar una decoración juguetona y entretenida mezclando bonitas monocromías entre sí y darle vida al acto.

El punto al que vamos es que podemos coger diferentes factores en lo que se refiere al tema de la decoración y hacer ¡chas! con todos ellos. Aspectos a tener en cuenta:

-Flores y plantas. De todos los colores. Para verano recomendamos, la base del frescor: el blanco, por su puesto, es prácticamente un must porque se puede mezclar con el resto: rosas blancas, lirios, calas u hortensias; las llamadas costillas de Adan, de las cuales ya hablamos en algún momento. Aportan frescor y naturaleza, son perfectas para combinar con madera y dorado y en general con todo; Aves del paraíso, sencillas y bonitas, con un color naranja para aportarle blanco….

-Mantelería y vajilla. Jugar con esto, poner los platos en un estampado sutil del color de las flores o las plantas que hayas escogido, los vasos, no tienen por qué ser tampoco los clásicos transparentes; actualmente existen modelos preciosos en toda la gama de colores, tanto en copas como en vaso bajo.
-Sillas. Doradas, plateadas. Escoger una de estas opciones es ideal para una boda de verano.
-Pasillo y altar en sí (en caso de boda civil). No podemos olvidar tanto el pasillo, como el altar si vas a llevar a cabo una boda civil. ¿Quién dijo que la alfombra ha de ser solo roja? Amarillo, pastel, verde claro, azul celeste…
-Elementos auxiliares añadidos como carteles, cortinas, palés, etc.

¿Qué colores quieres que formen parte de ese maravilloso día lleno de amor?

Fiesta tropical con buffet

Nosotros somos fans de las fiestas temáticas de verano, pero sabemos perfectamente que vosotros también lo sois y que haréis una (o varias) sin falta, para reunir a todas esas personas que durante el resto del año hibernan o se resisten a aparecer. Es que… el concepto de verano podría ser, reír, disfrutar, volverse a ver, sin prisa, beber, comer, amar, divertirse y festejar en una fiesta muy tropical.

El planazo.

Coger tanto una de las salas de Quinta Lacy y los tres jardines.

Y comenzamos por contaros un popurrí para la decoración (ya sabéis, siempre ideas para después formar): mesas de madera; globos de helio dorados formando alguna palabra, con forma de fruta y normales de colores variados para formar un buen tándem; frutas como adornos para las mesas, naturales o artificiales; guirnaldas en forma de plantas (emulando la costilla de Adán), de color marrón como si fuera  las tiras de madera que cae (muy hawaiano) o de colores en forma de bola; pájaros, obviamente; sombrillas; sillas de colores, flotadores….

Las flores y las plantas no pueden faltar: Costilla de Adan o echevería dereberii en todos sus colores son perfectas para la ocasión.

Seguimos con el clímax, el buffet: uno con gusto, por supuesto, bonito, elegante, agradable y en el que todos tengan su parte.

-Un buffet de ensaladas, cuatro diferentes, por ejemplo.
-Gazpachos y salmorejo repartidos por nuestros camareros y su puesto adjudicado en una de las mesas.
-Brochetas de frutas.
-Un puesto de helados, con su correspondiente heladero.
El puesto de las bebidas, esencial.
-Mesa dulce.

Y… ¿Qué más? La música, alrededor de todo el lugar. Una buena playlist con los mejores hits del verano, de hoy, de ayer y de anteayer.

Todo esto es solo como boceto. Falta lo más importante para que la fiesta tenga salsa, merengue, rumba y gracia: tú y toda tu gente.

Aquí estamos, que no se pase el verano sin celebrar una de estas fiestas.

La mesa de los novios

Evidentemente, es el summum de las mesas. De hecho, se le llama la mesa presidencial y es donde vais a ir sentados vosotros, los novios, ya como marido y mujer. Esta sección en la preparación tiene el punto de partida una vez hayáis escogido el lugar, lógicamente y cuando el tema en torno al cual va a girar la boda también este pactado y cerrado. Esta última parte no es que tenga que ser tan rotunda, pero sí ayudará a la hora de moldear el setting de las mesas, incluida la que vamos a hablar, la de los novios.

Si una cosa hay que tener en cuenta en primer lugar en este momento es que las reglas están para romperlas. Una vez tenemos esto asumido, continuemos. Aspectos importantes para montar la mejor mesa presidencial grosso modo:

– ¡¿Quiénes van sentados en esta mesa?!.

El protocolo establece que en la mesa presidencial han de ir los padres de ambos, alternando hombre y mujer; la novia se sitúa a la derecha del novio, correlativo su padre y su madre y en el caso del novio al revés, su madre y su padre respectivamente. Además, a partir de esta mesa se sitúan el resto según el grado de proximidad a los novios, de cerca a lejos. Pero, como hemos dicho desde el inicio, las reglas están para romperlas y para hacer y deshacer con el protocolo que más a gusto nos haga sentir y más felices vayamos a ser y eso lo entenderá todo el mundo. En la mesa presidencial podéis estar solos, si así lo deseáis; podéis compartirla con vuestros tíos, primos o sobrinos más allegados; o incluso vuestros mejores amigos, que puede darse el caso que son vuestros testigos. Si que es verdad que recomendamos que el número de personas en la mesa presidencial sean las mínimas posibles (alrededor de 4 a 6) para mayor comodidad.

-Su forma, redonda o rectangular.

Esta es una gran duda que va a gustos. Con la mesa redonda, situada en el epicentro de la celebración os permiten estar más cerca los unos de los otros y por ende son perfectas para poder hablar con todos los comensales. Con las rectangulares, se suelen colocar en el lateral y son ideales para ver todo el salón.

-La decoración de esta; silla, mesa, flores, cubertería, etc.

Decidido el primer y el segundo paso, el tercero es más fácil y divertido. En general y mientras no difiera mucho del resto, podéis permitiros el variar un poco el diseño del resto.  Las sillas, decoradas con carteles en los que indiquen “novia” y “novio” en inglés o en español, con flores, con guirnaldas, con luces… la cubertería y la mantelería puede seguir la misma tonalidad y variar en el estampado…

Esto solo es un aire, por encima, de todo lo que supone la mesa presidencial.

¿Qué os parece si la montamos juntos?

Decoración y más flores

Cuando estamos en el momento del preparativo de nuestra boda automáticamente todos nuestros poros se disponen para recibir cualquier información que nos pueda ser útil, eso es así. Paseando por la calle, hablando con otras personas que ya se hayan casado o lo más común, internet. En redes sociales, en portales expertos, en Pinterest o en la vertiente que sea de Quinta Lacy, online y offline.

Porque ahí estamos nosotros para recabar cosas interesantes que le vayan a hacer el gran papel a nuestros novios. Y una es la que traemos hoy. Si hay una cosa de la que somos bastante fans y adeptos es de las flores y más en esta época del año. Pues viendo y viendo por Instagram vimos que Kaley Cuoco, la actriz que da vida al personaje de Penny en The Big Ban Theory se ha casado. Y nos ha súper encantado dónde y aún más la decoración tan rústica y estilo farm que ha escogido. Sobre todo, como con una plata ha hecho la maravilla.

Cortaderia Selloana nombre científico, hierba de las Pampas o Pampa Grass en inglés es una especie de pastos rizomatosos, típico del sur de Sudamérica de hojas perennes tiene la apariencia de un suave y bonito plumero por su flor en densa panícula. Son preciosas y las trataron estupendamente. Su lugar de ceremonia fue un establo y tanto el altar como el pasillo fueron decoradas con estas preciosas plantas de época estival.

Bien ella lo hizo en un establo, pero Quinta Lacy es igual de encantador para dar vida a esta decoración.

Hoy no solo traemos una, sino dos cosas interesantes. La otra se trata de los Prunus Pisardi que crecen de forma natural en nuestro jardín. También conocido como ciruelo rojo que pertenece al mismo género que los cerezos, almendros y melocotoneros. El Prunus es un frutal diferente y reivindica que su objetivo no es alimentar tu cuerpo sino tu alma.

¿Os animáis con alguna de ellas para decorar vuestra ceremonia?

Carteles con mensaje en tu boda. La diferencia está en los detalles XII

Con la decoración se pueden transmitir muchos sentimientos, por los colores, por las formas, por los mini-detalles que en una primera instancia pueden pasar desapercibidos, pero al verlo en conjunto hacen que sea todo redondo. Es por ello por lo que, siempre estamos renovando en ideas, cosas nuevas, de aquí y de allá que puedan transmitir todo lo que la persona quiere para su evento.

En este caso, es un mini-detalle que dice mucho con poco, que queda bonito y que se puede usar para muchas secciones. Un cartel bien grande en la puerta que anuncie un “Bienvenidos al día de hacer nuestro amor oficial, Calisto y Melibea, 12-07-2018, viviremos felices y comeremos perdices en escabeche, que nos encantan”.

Otros más adelante dónde pongan las direcciones en las que se va a tener lugar cada cosa, es decir:

-Ceremonia a la derecha; Coctel a la izquierda; Besos todo recto; Servicios al fondo; Zona Chill Out a 10 pasos; Fotomatón más a la derecha; Pista de baile en la primera rotonda.

Alrededor de toda la finca, carteles de amor “Las aventuras empiezan con un sí”, “Ni dragones ni princesas, pero nuestro amor es de leyenda” (visto en Pinterest), “Gracias por celebrar con nosotros”, “Morimos de amor y de felicidad de que este día estéis con nosotros, gracias”.

Incluso carteles con señales para que los invitados no vayan perdidos “Deja tus tacones aquí y a disfrutar”, “Esto es champagne, no agua con burbujitas”, “Coge todo lo que necesites de esta cesta, incluso la cesta si la necesitas”.

Todos ellos con diferentes materiales (en los que se pueda escribir, importante) y colocados en diferentes recipientes: pizarra grandes y pequeñas, madera, cartón, palés, globos de helio, luces de neón… puedes hacer uso de bicicletas y maletas vintage, de hilos para colgar las maderas, en un caballete, etc.

¿Qué os parece aderezar la decoración con carteles?

En Quinta Lacy quedan preciosos.