Sueños de noches de verano

Una cosa está clara y es que las noches de verano son mágicas, especiales, fundamentales y necesarias en la vida. Ese sentimiento de felicidad que entra cuando pensamos en todo lo que vamos a hacer por la noche, del clima tan agradable que se disfruta, de la luna, de los amigos, todas las emociones se multiplican por mil.

Pues resulta que celebrando en Quinta Lacy las noches de verano las emociones buenas se súper duplican por muchos miles. En esta ocasión queremos mostraros y deciros que nuestras puertas están abiertas a esa celebración que tienes en mente para que este año sea recordado por ti y todos los invitados. Porque… ¿Qué mejor excusa hay para festejar que estar todos juntos, con coctel en mano, exquisiteces en boca y buena música en oídos?

Queremos recibiros cual Preysler con Ferrero Rocher como en cuento de Shakespeare…

Fiestas temáticas estilo hawaiano, boho chic, bohemio, cubana, hacer un homenaje al verano, celebrar la noche de San Juan (para la cual queda justo un mes).

Imagina, imaginaos:

Los jardines de Quinta Lacy decorados con luces blancas y de colores, flores que desprendan un agradable aroma, una mesa de bebidas frías, en la que también te puedes hacer exquisitos batidos o zumos naturales, un aperitivo delicioso diseñado para sorprender, todos tus amigos, incluso tu familia y bailar mucho con la mejor banda sonora de Spotify o un grupo de música que amenice la velada.

¿Qué os parece?

Visitadnos ya, venid a vernos ya, las fiestas de verano están a punto de comenzar.

La diferencia está en los jardines

Es cierto que hablamos mucho de nuestros jardines, a veces hasta la saciedad. Os enseñamos como los mimamos, os contamos como están distribuidos y qué es lo que caracteriza a cada cual, lo espaciosos, bonitos, magníficos que son; os enseñamos 1001 y una fotos… pero es que, no queremos que quede nadie en este mundo que no conozca los jardines de Quinta Lacy, porque son pura felicidad. Y si lo que se siente al verlos y estando en ellos es eso hay que expandirlo, ¿no?

En esta ocasión, queremos mostraros una breve lista de opciones originales que se puede hacer en celebraciones en el jardín durante esta época de buen clima, porque sabemos que estáis buscando el/los jardín/es perfecto/s para vuestro enlace:

  • Ceremonia civil en el jardín de la pérgola: celebrar el enlace al aire libre, con la decoración que tú has escogido.
  • Cóctel de bienvenida: recibir a los invitados en el jardín de los cítricos con un primer bocado es una opción ideal.
  • Stand de bebidas naturales frías: colocar fruta recién cortada, batidora y hielo y que vuestros invitados vayan pasando y escogiendo su bebida refrescante natural para la ocasión. Añádele un par de cestas con otro tipo de bebidas.
  • El momento baile: ¡por su puesto que en nuestros jardines también hay pista de baile! Marcarse un buen dancing in the moonlight es más que plausible.
  • Globos y velas: cerrar la celebración con globos de velas en el jardín mientras todos pedís buenos deseos y energías por los novios.

Y diréis, ¿Qué diferencia hacer todos estos planes en otro jardín?

Nuestra respuesta es: no tardéis en venir a vernos y veréis a lo que nos referimos.

Recuerdos de boda

El libro de firmas es uno de los principales recuerdos al que se suele recurrir en las bodas. Unas bonitas palabras que duran para siempre y que además podéis releer de cuando en cuando en el momento que os apetezca rememorar. Pero actualmente, existen muchas otras formas de grabar los buenos deseos de los invitados para los novios.

Por Quinta Lacy han pasado muchas historias de amor y de ellas hemos recogido algunas de las propuestas que no sustituyen, pero si innovan al clásico libro de firmas.

Por ejemplo, colocar un gran mural en blanco en el lugar donde se vaya a realizar el baile, colocar unas pinturas de colores un boli y que tus invitados dejen su huella, literalmente, seguido de una dedicatoria. Se han hecho huellas con forma de pájaro, de patas de gato y/o perro o directamente la mano entera. (No olvidéis colocar toallitas húmedas).

Otra idea puede ser la de colocar pequeños trozos de papel (troquelados, si queréis) en los sitios de los invitados, que los escriban y luego los depositen en una decorada urna bien en una zona en concreto o en la misma mesa. Al final, podréis hacer la recolecta y crear un bonito mural con todos los papeles.

Más ideas… colocar una cámara durante toda la noche y que todos los asistentes a la par que van al photocall, pasen por la cámara y se graben cantándoos una canción, recitando un poema o alguna anécdota. Esto también puede ser con la empresa de fotografía que hayáis contratado.

Más, más… colocar una cuerda en el jardín entre palmera y palmera de Quinta Lacy y que se vayan atando lazos de colores con nombres y palabras.

Y así podríamos seguir…
Venid a descubrir más.

La diferencia está en los detalles IX: arroces de colores y otras semillas

Las tradiciones bonitas hay que abrazarlas. En tema de nupcias, una muy clásica es la de tirar arroz a los novios una vez finalizada la ceremonia como símbolo de prosperidad, de abundancia y de fertilidad. Tiene origen en oriente y poco a poco se ha ido expandiendo hacia otros continentes. En nuestro país hay parejas que sí apuestan por ella, otros que no porque nos les convence y otros que la acogen, pero con pequeñas modificaciones que hacen la diferencia.

Si la apuesta que habéis hecho para vuestra boda es una divertida, temática y que se desmarque de las demás, empezamos por innovar aquí. Tanto en continente como en contenido. El packaging puede ir desde almacenarlo en bolsitas de tela, de plástico biodegradables, hacerlas para que se rompan en el momento o directamente juntarlo todo en una cesta y que se vaya cogiendo con las manos en puño.

Yendo al contenido, el arroz. Es cierto que en ocasiones no suele gustar mucho porque es un poco engorroso, pero si es divertido y agradable ¿Por qué no? Una idea bonita es la de pintarlo de colores, el largo, sobre todo, que es más fino y delicado. O si el arroz no os convence, se puede apostar perfectamente por semillas de trigo, hojas o pétalos naturales o secos, trocitos de confeti de colores o jabón aromatizado en polvo.

¿Qué más se os ocurre?

Ideas para una tarta de lo más original

Cuantas veces habremos visto, tanto en películas de Hollywood, de las tardes de Antena 3, de la 2 y de canales codificados tartas de boda de tresmilcuatrocientos pisos, con los clásicos monigotes del novio y la novia vestidos como tal posada en la mesa nupcial para posteriormente ser cortada con una espada bien larga que viene acompañada de un beso mágico. Ojo, no juzgamos para nada esta tradición tan nupcial, porque nos encantan todas, todas y absolutamente todas las posibilidades que tengan que ver con el amor. Aquí aportamos más ideas por si quieres innovar de la mejor manera. Innovar en sabores, en formas, en el momento en la forma….

Porque un concepto que sí priorizamos y que sí pensamos, es que las tartas han de ser bonitas pero comestibles, sino ¿Para qué queremos invertir tanto en una tarta? Y estamos seguros en que una cosa no está reñida con otro. Y es que pasteleras y pasteleros de bodas nacionales y del mundo tienen ideas magníficas para sorprenderos a vosotros y a vuestros invitados el día de la boda, el día.

Una tarta para el momento “tarta” (valga la redundancia), es decir, para los novios, y otra igual o parecida para todos los invitados o bien una sola para todos y sumarle otro postre creemos que es lo ideal. Sobre todo, porque puede ser más única y especial como os merecéis.

Pequeña de dos pisos con diferente tamaño elaborada con un bizcocho 100% artesanal, con merengue casero y decorada con pétalos de flores de colores comestible. Sencilla y única; de dos pisos equilibrados, con merengue de sabores y por lo tanto, colores distintos en forma de volante y dándole el toque guay sustituyendo las figuritas clásicas por un letrero en el que diga love o forever o sencillamente un Te quiero en lengua castellana que tan rica es.

¿Qué más, que más? ¿Quieres saber más sobre nuestras ideas para bodas?

Ven a vernos, que te sorprendemos.


Esta fue la preciosa y monumental tarta de Ana y Jorge,

 

Foto de Calixto Foto.
Decoración y flores de La Tardor.
Tarta de Belles Tentations. 

El camino hacia el altar

El camino hacia el altar es una experiencia que solo los que lo viven pueden saber lo que se siente. Es como el que se va de viaje a un lugar increíble, te lo puede contar con mucho detalle, enseñarte fotos, videos, notas de audio, de todo… pero nada funciona mejor que vivirlo. Eso es obvio. Pues lo mismo ocurre cuando te casas (y más en Quinta Lacy) y en este caso queremos hablar de lo que supone el camino hacia el altar.

Con esto, en una celebración de boda civil le damos la importancia que merece a todo lo que supone el camino y el altar. No es cuestión de poner una mesa y dos sillas en el frente para los novios y detrás cien para los invitados y un par de flores, no. Es cuestión de recrear un momento de sensación (nos ponemos bastante cursis con estas cosas) que es efímero porque solo dura el momento del camino hacia el altar para la novia, la espera del novio que la ve al fondo y la ceremonia para todos los presentes, pero el momento es especial al máximo.

Qué bueno que haya tanta creatividad en el mundo, tantas ideas y tantas personas distintas y además que las compartan con nosotros por las redes sociales.

Algunos aspectos que se tienen en cuenta: los olores, el diseño de las sillas, el pasillo hacia el altar y el altar en sí.

Por poner dos ejemplos…

Para bodas de día: un gran altar grande, con enredaderas que se descuelguen por la mesa, dos stands altos diseñados con flores alrededor, las sillas de los novios de madera estilo vintage, el pasillo decorado con pétalos blancos en los lados y las sillas de los invitados a juego con la de los novios….

Para bodas de noche: Luces de neón, el altar decorado con palmas de palmeras de Quinta Lacy, velas de olores suaves alrededor, las sillas de metal (con su comodidad añadida), todo muy retro….

A todo esto, le añadimos la emoción y la expectación del momento. Madre mía…

¿Os animáis a diseñar con nosotros el camino hacia el altar?

La diferencia está en los detalles VIII: Mesas gastronómicas originalmente bonitas

Que la comida nos entra por los ojos no es un misterio. La disposición, la forma, los colores, el plato donde se coloca, la decoración de su alrededor, etc… todo cuenta para que ya no solo el sentido de la vista, sino los otros cuatro se despierten uno por uno, hasta que los cinco (y en ocasiones el sexto) estén dispuestos a la perfección para disfrutar de un auténtico paraíso de los sabores.

Como se diría ahora en el mundo “moderno”, tener una mesa de coctel en vuestra boda con pequeños aperitivos al estilo Quinta Lacy es un MUST, una de las partes con las que no fallas, porque a todos nos gustan las cosas bonitas.

¿Cómo es una mesa al estilo Quinta Lacy? Las fotos hablan por sí solas, pero lo vamos a describir lo mejor posible para que te hagas una imagen mental que no puedas olvidar y digas: lo quiero.

Empezando por los productos, la temática en general. Desde una mesa de quesos, de sushi, fruta, cárnicos, aperitivos variados de diseño propio. No solo tenéis porqué elegir una porque Quinta Lacy es muy grande y dándole sentido, se puede probar todo.

Continuando los colores, en el caso de que sea una de quesos, por ejemplo, actualmente hay de tantos sabores como se piense, con romero que le da el color verde, de remolacha, que le da el color rojo…cortarlos en juliana o a taquitos, combinarlos con fruta para acentuar los aromas o con pan de cristal para aportarle el toque delicado.

Todos colocados en platos de porcelana, de pizarra, combinando con los colores propios del queso y la disposición alrededor de la mesa con gusto y lógica de que todos los comensales puedan vivir la experiencia sin perder detalle de ninguna de las partes.

¿Y la decoración de alrededor? Es importante también, dependiendo de la temática que hayáis pensando para la boda. Más natural, más divertido, más sencillo, elegante… pero eso sí, las flores, las grandes hojas verdes o las velas nos van a ayudar mucho.

Creo que la chispa está encendida en la mente. Ven a visitarnos, que te lo contemos, lo vivas y se mantenga perenne en la mente.

El libro de las firmas también en tu boda

Cada vez se cuidan más los detalles en las celebraciones, tanto para disfrutarlas en el momento, como para que nos duren toda la vida.

Uno de esos detalles que no implican gastarse mucho dinero es el “ libro de las firmas” que se puede situar en una mesa de firmas al final de la ceremonia civil ó bien en el salón para que la gente firme y deje un comentario.

Si bien las últimas tendencias es involucrar a algún cómplice, como los amigos ,hermanos ,etc  y que éstos paseen  “El-los libros de firmas “ por las mesas a fin de que los comensales puedan escribir sus anécdotas , frases , pensamientos , deseos a los recién casados ó incluso lo que les ha parecido la boda con quejas incluidas .

Luego según  la dimensión de la boda si no ha dado tiempo a todos se puede colocar otra vez cerca de la zona de baile y que sigan anotando más pensamientos bonitos para quizás releerlos después con los recién casados al cabo de unos días frente a una buena taza de café.

Realmente será un recuerdo muy apreciado cuando  con los años lo recuperen de ese rincón olvidado junto con el álbum  de fotografías.

Foto de kate e. did

Ideas para decorar exteriores el día de tu boda

La decoración es un mundo lleno de infinitas posibilidades que se adecuan siempre a las preferencias de cada pareja y de cada entorno. Con la llegada del verano, la celebración de una boda en exterior supone una opción perfecta y también una garantía de disfrute de la calidez y el romántico ambiente natural. Sin embargo, decorar un espacio abierto puede resultar vertiginoso si no se tiene ninguna idea… ¿solventamos dudas?

Estilo rural. Una opción preciosa, sencilla y fresca que seguro hace que tanto los novios como los invitados se sientan libres de disfrutar del entorno, de las plantas, de los rayos de sol y del canto de los pájaros. Un estilo que puede ser acompañado de detalles con palés de madera, cestas de esparto con hierbas como romero, tomillo, ramas de olivo etc., sillas de madera envejecida, tejidos campestres como telas típicas de regiones rurales etc.  

Estilo vintage. Tendencia absoluta en la bodas de estos últimos años, un estilo alternativo, muy romántico y con un toque retro que puede plasmarse con detalles con maletas vintage, máquinas de coser antiguas, máquinas de escribir e incluso en la propia vajilla.

Estilo hippy. ¿Por qué no? Una boda desenfadada, tranquila, llena de aspectos que recuerdan al movimiento de los años  60 donde todo era paz y sobre todo AMOR, que es de lo que se trata. Para ello, flores y más flores por todos lados, ¡hasta en el pelo y en la ropa! Alfombras, tiendas de campaña… Súper original.

Estilo urbano. Las ciudades, con su cemento y sus ladrillos también son dignas de homenajear en un decorado nupcial si la pareja se siente mucho más urbanita que rústica. Sillas de diseño, tonos elegantes como el blanco, negro o el oro y estampados chic, lámparas de estilo industrial, mucho cobre… ¡una pasada!

¿Os sentís identificados con alguno de estos estilos? En Quinta Lacy os ofrecemos nuestros amplios espacios para que los decoréis a vuestro gusto, siempre con nuestra ayuda y asesoramiento si así lo deseáis. ¡Estamos ansiosos de descubrir cómo se vestirán nuestro jardines el día de vuestra boda!

La diferencia está en los detalles VII: ¿centros de mesa altos o bajos?

Como muchas veces decimos, en los detalles radica la esencia del conjunto. Atenderlos es una tarea que, aunque bonita, puede hacerse algo ardua y complicada cuando se están organizando los preparativos. Aunque sobre los centros de mesa y sus mil y una opciones ya hemos hablado anteriormente, quizá sea interesante dar algunos consejos sobre cuál debe ser la altura correcta de los mismos para no caer en errores incómodos o poco prácticos.

Los centros de mesa son uno de los detalles más clásicos e importantes en el banquete de boda ya que son cuidadosamente elegidos para que compongan una armonía con la decoración del entorno. Dependiendo del tipo de mesa y su tamaño, la elección de estos elementos varía para adaptarse de la mejor forma posible. Hoy os damos algunos tips para que su elección en cuanto al tamaño, sea la acertada.

 

Centros de mesa con poca altura.

Si las mesas que habéis escogido son de pequeño tamaño y acogen a pocos invitados, un centro de mesa que no sobrepase la altura del cuello de los comensales es la mejor opción, ya que más altos podría dificultar la comunicación entre ellos y aguarles la velada.

También son los más apropiados si las mesas son rectangulares, pues los invitados que se sientan frente a otros están mucho más cerca y no tendrán obstáculos a la hora de  compartir el espacio.

 

Centros de mesa altos.

Si el número de invitados por cada mesa es superior y las mesas son redondas u ovaladas, un centro de meso que supere la altura de sus cabezas puede dar un toque sofisticado y moderno que marque la diferencia en vuestro banquete de boda. En ese tipo de mesas más distantes, los invitados se relacionarán con los que tienen sentados a sus lados, de manera que este tipo de centros no será un problema a la hora de que se comuniquen.

Una forma muy creativa de levantar estos centros, es introduciendo bases como candelabros, tablones con velas o utilizando jarrones de diseño. ¡Los dejaréis con la boca abierta!