Bodas civiles con encanto

Las bodas civiles son cada vez más aclamadas por las parejas enamoradas que se deciden a dar el paso. Son a efectos legales, exactamente igual de válidas que una boda religiosa.

Sin embargo, si el componente religioso no es especialmente relevante para los novios, las bodas civiles tienen cierto encanto especial, y es que pueden personalizarse de una forma mucho más abierta y al gusto del futuro matrimonio.

Cientos de posibilidades se abren como un abanico a la hora de plantear el gran día, ya que no resulta indispensable que la celebración del enlace tenga que desarrollarse obligatoriamente en los juzgados. Así, el encuentro entre los tortolitos puede hacerse, por ejemplo, en el mismo lugar donde posteriormente va a tener lugar el esperado banquete.

¿Y por qué no proponeros que lo celebréis en Quinta Lacy?

Si en algo somos especialistas, es en la organización de bodas de ensueño. Y no solo en lo que se refiere al convite o al cóctel, ¡somos expertos en todo el proceso, de principio a fin! Si conocéis nuestros espacios sabréis que están especialmente diseñados y adaptados para recoger el maravilloso encuentro y ser testigos del ‘’sí quiero’’.

Con muchos años de experiencia, en Quinta Lacy contamos con todo lo necesario para preparar junto a vosotros el día de vuestra boda. En invierno, en otoño, en primavera o en verano, cualquier fecha es perfecta para casarse en nuestro recinto. Con salones equipados y preciosos jardines, dentro o fuera, la ceremonia será el inicio de un día perfecto en el que los invitados no tendrán que desplazarse y podrán dirigirse inmediatamente después a la zona del cóctel.

¡Son todo ventajas! Junto a vosotros nos encargaremos de todo lo relacionado con la decoración del lugar, de la distribución de los espacios y de cómo sorprender a los invitados. Y por supuesto, de sorprenderos a vosotros.

Llamadnos y venid a visitarnos, vuestra boda soñada tiene que empezar a organizarse ¡cuanto antes!

Feliz día de la madre en Quinta Lacy

Si por algo nos caracterizamos en Quinta Lacy, es por dedicarnos a cuidar del amor. No importa si es entre una pareja, entre un grupo de amigos o entre una familia. ¡Hay que celebrarlo siempre! ¿Y hay amor más grande que el que se le tiene a una madre? Seguramente ellas dirían que sí, el que nos tienen a nosotros.

Las madres son esos ángeles que nos dan la vida y nos cuidan y guían en cada paso que damos. Sin ellas nada es igual y aunque debemos agradecerles cada día todo lo que hacen por nosotros, se merecen al menos un día en el calendario que sea único y especial y que esté dedicado exclusivamente para ellas.

El mes de mayo se viste de flores solo para ellas y le regala su primer domingo. En nuestras manos queda hacerles todavía un regalo mejor. Cientos de detalles pueden ser una opción para su gran día, pero lo que es seguro es que celebrarlo con los suyos será el mejor de los regalos.

En Quinta Lacy estamos deseosos de ver amor y felicidad en el ambiente, de veros disfrutar y de sentir el cariño que derrocháis por ellas. Por eso nos encantaría que el primer domingo de mayo celebrásemos juntos el precioso Día de la Madre. Y es que os hemos preparado a toda la familia un menú súper especial con la mejor versión de nosotros mismos. Una deliciosa carta elaborada con todo nuestro cariño entre los que podréis degustar cinco de nuestros mejores entrantes, elegir entre una variedad de seis platos principales y para terminar, ¡la merecidísima tarta!

Toda celebración es poca si es por ellas, porque madre no hay más que una pero todas se lo merecen todo.
¡Os esperamos!

Los niños, la alegría de la fiesta

Seguro que os ha pasado alguna vez, quedaros embobados mirando a los niños lo a gusto y entusiasmados que están jugando con lo que sea. Y en ese momento que os habéis parado a pensar, os ha venido un momento de felicidad de verlos y compartir ese momento con ellos, aunque sea viéndolos. Algunas veces, hay muchos padres que dejan de asistir a eventos que les importan porque creen inadecuado o que no van a disfrutar tanto yendo con los niños. Desmontamos totalmente ese mito, porque los niños siempre aportan esa alegría tan agradable y es muy fácil que todos disfrutéis a la vez. ¿Cómo? Siempre y cuando los anfitriones de la fiesta estén de acuerdo, es muy fácil.

Siendo así, la idea es diseñar un espacio para los niños y contratar a profesionales animadores que se encarguen de pasar con ellos toda la velada con juegos y entretenimiento especializado. De esta forma podremos relajarnos y asegurarnos de que están en buenas manos.

Camas hinchables, una bonita mesa equipada con cuadernos, lápices de colores, pegatinas o pequeños juguetes puede lograr que se lo pasen divinamente y que la situación esté perfectamente controlada.

También puede resultar muy divertido para todos organizar un apartado con diferentes disfraces para todos los pequeños asistentes al evento. Se lo pasarán en grande probándose caretas y vestidos y haciéndose pasar por piratas y princesas.

Si vuestra boda se celebra en fechas estivales, y si hay mayoría de niños mayores de 7 años, podéis organizar una mini gincana en exteriores en la que a través de pistas los peques puedan encontrar un tesoro perdido en el lugar. Vivirán toda una aventura y seguro que recordarán el día de vuestra boda como lo más divertido del mundo.

Y por qué no, ¡celebrad con nosotros el día más especial de vuestras vidas y dejad que os preparemos el evento más recordado del año! En nuestros salones y jardines los niños podrán divertirse y vosotros podréis vivir un día perfecto con ellos.

Sí al cóctel de bienvenida en tu banquete de boda.

La cuestión es, ¿Hacemos un cóctel de bienvenida para nuestros invitados previo al banquete? ¿O pasamos directamente a los platos principales? Ante estas dos preguntas, tenemos una respuesta muy clara: definitivamente SÍ al cóctel de bienvenida el día de la celebración de vuestro enlace. Y tenemos las razones de porque nos decantamos por ofrecerte este servicio:

  1. Es el momento perfecto de felicitar a los novios para aquellos que no han podido asistir o directamente no han tenido ocasión de hacerlo en el lugar de la ceremonia.
  2. Es un momento indudablemente distendido y agradable, fuera de tensiones en las que os podéis relajar y disfrutar todos, invitados y recién casados. Iréis abriendo el apetito con pequeños manjares y degustando las mejores fusiones en bebidas. Y es nuestro equipo el que se encarga de que salga todo exquisito.
  3. Aquí tiene lugar el reencuentro de todos los amigos del colegio, el instituto, la universidad, trabajos antiguos y más. Es el momento en el que estaréis todos juntos después de mucho tiempo sin haberos visto y saludaros antes de pasar al salón.
  4. Es ideal, ideal para hacer todas las fotos habidas y por haber. En el photocall, en nuestros jardines, dónde queráis y con quien queráis.
  5. Es breve, pero intenso. Normalmente no dura más de una hora, dependiendo de la pareja y sus preferencias, pero, de hecho, oscila entre media hora y una hora.
  6. Es un espacio-tiempo precioso y muy emotivo.

Además de todo esto, por si fuera poco, a cada cóctel se le puede dar un enfoque diferente. Y ahora que llega la primavera, lo vemos una opción más que acertada, porque gozar de un cóctel en nuestros jardines, no tiene precio.

¡Solo tenéis que venir y os enseñamos gustosamente lo que estáis buscando!

La temporada de bodas primavera-verano en Quinta Lacy ya está aquí

Ya se nota que estamos en primavera. Qué maravilla…

Igual que os contamos el encanto de las bodas de otoño y la magia que despierta las bodas de invierno, por supuesto os tenemos que embriagar con la belleza de las bodas de primavera-verano, más aun cuando el momento de organizar todos los preparativos de las bodas que se celebren por esas fechas es AHORA y no podemos estar más ansiosos proyectando en nuestras mentes tantas cosas bonitas que se van a hacer.

Es cierto que para muchas parejas las fechas están muy claras, ‘’ el día en el que empezamos a salir’’, ‘’el mismo mes en el que se casaron nuestros padres’’ … Sin embargo, a veces lo único que se tiene claro es que os amáis y que os queréis casar, nada más. Ante esto, que ya es mucho, y porque acabamos de empezar un nuevo año lleno de posibles enlaces, desde Quinta Lacy vamos a descubrir todas las ventajas que ofrecen dos de las estaciones más escogidas por las parejas.

Casarse en primavera, tiene una ventaja por antonomasia que es el clima. En primavera la temperatura es perfecta para no pasar frío y tampoco calor. Es una de las estaciones más románticas del año, pues podéis celebrar vuestra boda en exterior y disfrutar de jardines decorados con las propias flores de la zona que han surgido de forma natural. Se trata de una temporada llena de alegría, de sol y en el que la naturaleza brilla por sí sola acompañando con su belleza todo vuestro día. En estas fechas, podréis escoger colores vibrantes como decoración y dejaros llevar por las flores de temporada como las peonías, las rosas o las espuelas.

Por otra parte, casarse en verano, sin duda, es la estación más elegida para la celebración de bodas. El verano está exento de riesgos como lluvias y frío. Es una fecha en la que se puede controlar el clima y cerciorarse de que, en el caso de la novia e invitadas, si el vestido es escotado, no se va a necesitar ninguna prenda más. Por otro lado, si la boda se celebra al mediodía, la velada se hace más intensa y dilatada en el tiempo, pudiendo aprovechar cada segundo de sol y calidez. Además, garantiza la posibilidad de celebrarla en jardines y zonas de exterior. Las noches de verano son mágicas y, sobre todo, si se acompañan de una decoración a base de flores y frutos de temporada como, por ejemplo, cítricos.

Si finalmente os habéis decidido por vivir un día de ensueño en cualquiera de estas dos mágicas estaciones del año en Quinta Lacy, no dudéis en llamar al 965 378 460 ó al 660 897 068 y hacer la reserva de vuestro gran día. Lo marcaremos en nuestro calendario con gran alegría, pues para nosotros también es increíble acompañaros en vuestra boda.

Noche y día

Nino Bravo presenta estupendamente este post, aunque es otra la idea que traemos, que no tiene que ver con lo musical, pero por supuesto sí con el amor y su máxima representación, las bodas. Nosotros ya sabemos que os queréis noche y día y que os queréis con locura; razones suficientes por las que dos personas deciden unir sus vidas y compartir el camino, juntos, sin un “hasta” ni un final, porque eso no existe cuando hay amor de por medio. Nosotros hemos vivido tantos momentos como este y nos encanta tanto, tanto, que queremos más y esta vez con vosotros.

Uno de los dilemas que se presenta en la segunda parte del cuándo (la primera es la fecha), es el momento, si por la noche o por el día. Ambos tienen su encanto único y especial, pero lo que queremos es contaros como son en Quinta Lacy, más ahora que viene la primavera. Sabréis enseguida por cual os decantáis después de conocer sus características.

Las bodas de día, son tiernas y cálidas en general, y enérgicas y vitales particularmente en Quinta Lacy. Qué duda cabe que el clima de esta zona durante la primavera acompaña de forma ideal pero el resultado adquiere mayor peso cuando le sumamos 3 fantásticos jardines, los cuales te recibirán en pleno apogeo, dónde disfrutar de este tiempo con tus invitados. Son perfectas si muchos de tus invitados son niños porque la zona de juegos al aire libre les chifla.  Las bodas de día se hacen cortas a pesar de que los días son más largos; se hacen cortas porque estáis disfrutando al máximo de vuestro día soñado desde primera hora del mediodía hasta el final de la tarde, momento del resopón (merienda-cena) perfecto que te ofrece Quinta Lacy si celebráis vuestra boda un domingo. La guinda del pastel propicia para culminar el día.

Las bodas de noche, son románticas… porque desde el jardín, en lo alto del cielo la luz de la luna se alza solo para vosotros creando un halo indudable de sueño de una noche de verano; son íntimas y pasionales cuando fusionas el cóctel de bienvenida en los jardines y la cena en los salones, los cuales están acondicionados para que el halo de la luz de la luna se prolongue hasta aquí y que no acabe la magia. Una gran pista de baile y un escenario para la orquesta, el dj, un homenaje a Nino Bravo y los discursos.

¿Qué momento os seduce más? Venid, contádnoslo y hagámoslo realidad en Quinta Lacy.

Querido papá, molas mucho.

Querido papá,

Ya sé que todos los días deberían ser tu día, pero no siempre puedo expresarte todo lo que siento por ti como me gustaría, por eso creo que fue establecido el día del padre. Además de que tampoco puedo complacerte como realmente mereces, aunque quiera.

Pero eso no significa que no te quiera cada día un poquito más, porque a pesar de todo, pasa el tiempo y yo te sigo viendo como una luz en mi camino, como mi amuleto de la suerte. Enseñándome a pescar y no a pescarme tú el pez, dejándome que cometa mis propios errores, ayudándome si estoy en el suelo, a levantarme, abrazándome si estoy triste y mirándome con los ojos más tiernos que existen si estoy feliz. Molas mucho, en todos los sentidos.

No puedo estar más agradecid@ con el mundo de que te mandara a mi vida y a mamá en cualquier caso por escogerte; que gran elección.

Muchas veces me has dicho que, si yo soy feliz, tú eres feliz. Por eso he decido consentirte para el día del padre en un lugar que nos quiere ver felices a todos. Nos vamos a disfrutar de las maravillas que tienen preparadas este gran equipo para nosotros: una fantástica jornada, el día 19 de marzo, en los salones de Quinta Lacy, junto a toda la familia o quienes tú decidas compartir este día.

Ya he estado en otras ocasiones celebrando con ellos y no defraudan nunca. Es más, siempre se salen de la línea si de felicidad se trata.

Nos tienen preparados un estupendo y completísimo menú a base de unos entrantes de lo más variados, entre los que está uno de tus favoritos el mejor jamón de bellota, plato principal a elegir y con toque dulce, por supuesto. Pero no te quiero decir más porque quiero que sea sorpresa.

Eso sí, no quiero que te preocupes de la economía, porque el precio del menú es más que perfecto y corre todo de mi cuenta. Es lo menos que puedo hacer por ti.

Te quiero hasta el infinito y más allá, papá.

¿Boda en interior o en exterior?

Después de la elección de la fecha y, sobre todo, si se han escogido dos estaciones como la primavera o verano, la pregunta que puede surgiros es si es mejor celebrarla en una zona interior o en un jardín o exterior. Si algo podemos aseguraros desde Quinta Lacy, es que ambas, son excelentes opciones. Pero también es cierto que las dos posibilidades ofrecen ciertas ventajas que conviene tener en cuenta a la hora de tomar tal decisión.

Por un lado, celebrar vuestra boda en un espacio cerrado puede ahorraros muchos imprevistos, ya que cualquier incidencia climatológica no podrá afectar a vuestro día. Además, a pesar de que vuestro evento estará delimitado por cuatro paredes, hoy en día, los lugares de celebración de banquetes están totalmente preparados y cuidadosamente diseñados para que la velada sea de lo más íntima, especial y acogedora para todos los asistentes.

En Quinta Lacy disponemos de tres preciosos Salones equipados con todo lo necesario para que deslumbréis en vuestra boda; el Salón Bateig, con capacidad para 190 invitados, el Salón Cámara, con capacidad para 430 comensales y el Salón Monastil, capaz de albergar a 670 personas.

Por otra parte, los espacios abiertos son especiales. Es innegable la magia que genera sentirse rodeado de la naturaleza, el aire libre e incluso el sonido de los pájaros de la zona. Si el tiempo acompaña, es seguro que vuestros invitados recordarán el día de vuestra boda como algo precioso y singular. Nuestros Jardines están especialmente decorados con vegetación propia de la zona y perfectamente integrados con el entorno para que vuestro momento sea tal y como lo habíais soñado. Podéis escoger entre el Jardín de las Palmeras para celebrar un exquisito cóctel con capacidad de 350 invitados y con el Jardín de los Cítricos, con capacidad para 450 comensales para celebrar el banquete.

O, en cualquier caso, ¿Por qué elegir uno cuando puedes tener los dos? La versatilidad y la capacidad de adaptación son cualidades que caracterizan Quinta Lacy y en esta parte toman acción.

En primavera, por ejemplo, que el clima todavía puede darnos alguna que otra sorpresa, la opción de realizar el cóctel de bienvenida en el jardín, tranquilamente y disfrutando de la brisa para después pasar al salón en el momento de los primeros platos es indudablemente la fusión ganadora.

En verano, por el contrario, la idea de permanecer en los jardines durante toda la ceremonia se vuelve más apetecible, aunque siempre guardamos el as bajo la manga para cualquier imprevisto.

¿Por cuál os decantáis? ¡Contádnoslo! O mejor, decididlo y vividlo en vuestra boda…

¡QUE FIESTA! Animación en todo momento.

Toques originales es lo que hay que darles a las fiestas para que todos los asistentes guarden en un pedacito de su corazón y de su mente el recuerdo de lo que fue UNA GRAN FIESTA. Que hagan memoria y digan solo dos palabras “Qué fiesta!”, ese es el mejor resumen.

Para elaborar la fiesta o el evento perfecto, tenemos la receta mítica-milenaria made in Quinta Lacy con todos los pasos a seguir y los ingredientes necesarios. Incluida la pizca secreta, que os vamos a revelar ahora mismo.

  • El primer paso que hay que llevar a cabo es conocer bien, bien a fondo al anfitrión. Saber sus gustos, palpar sus aficiones, oler lo que le encanta y ver muy a fondo lo que le entusiasma.
  • El segundo paso está claro, mezclar todas las cantidades del paso uno para llegar a la masa: el tema de la fiesta.
  • Una vez tenemos el tema de la fiesta, se trata de elegir el molde adecuado para que la celebración quede justo en la medida y las proporciones que buscamos y deseamos. Esto es, elaborar la lista de invitados, escoger la decoración del lugar y la disposición de las mesas, la elección del menú gastronómico que vamos a presentar… estos son los ingredientes que conforman el tercer paso de nuestra receta, en los cuales somos expertos en poner nuestras cabezas pensantes para darte las mejores #ideas.

¿Y cuál es el ingrediente secreto del que hablamos? Pues creemos firmemente que la animación en una fiesta es esencial. Como animación nos referimos a traer un buen grupo de música, una orquesta o un DJ que amenice la velada o bien a un grupo de baile que, con unos cuantos pasos de bachata, hip-hop o flamenco dando mucha vida a la pista de baile y enseñando el mejor ritmo a tus invitados. Por otra parte, un elenco de actores que estén durante toda la celebración aportando mucha magia. Ideas para el ingrediente secreto hay mil.

Ya solo nos quedaría meterlo en el horno, cociéndose esperando para darle los últimos retoques y somos nosotros quienes nos encargamos que salga exactamente en su punto con una buena organización. La exquisitez está asegurada y nadie podrá evitar chuparse los dedos a la vez que dicen un hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien.

EL AMOR

El amor… que bonita palabra. Más por lo que significa que por la composición de sus letras. El amor nos llena de color el alma y mueve cada centímetro de nuestro cuerpo, siendo así que debería ser una de las razones más importantes de la existencia del ser humano. Empezando por el amor propio y aumentando su intensidad compartiéndolo. Abrirle el corazón con total libertad a otra persona es la sensación más increíble del universo, tanto que alguien dijo en algún momento que vivir sin haber amado en el largo viaje de la vida sería como no haber vivido y no podemos estar más de acuerdo con esta frase.

Grandes obras maestras de la historia han sido promovidas por este sentimiento, que alberga diferentes fases y emociones en sí.

Historias en las que el amor llega a ser intenso, desgarrador, profundo e imposible:
Romeo y Julieta;
Calisto y Melibea:
Marco Antonio y Cleopatra;
Don Juan Tenorio y Doña Inés;
Jane Birkin y Serge Gainsbourg;
Diego Rivera y Frida Kalho;

Otras en las que es tan, pero tan fuerte que produce una locura que no tiene parangón
Don Quijote y Sancho Panza y Dulcinea;
Felipe El Hermoso y Juana la loca;

Otras, en las que ni la distancia pone punto y final..
Napoleón Bonaparte y Josefina;

Otras en las que la amistad va mucho más allá…
Federico García Lorca y Salvador Dalí;

Las que tienen un final feliz, donde no es necesario precisamente comer perdiz
Eduardo Manostijeras y Kim;
Mr. Darcy y Elisabeth Bennet;

Y cuántas más hay habidas y por haber.

Qué profesión tan bonita la nuestra, celebrando el amor día a día, viendo como hay personas que apuestan por su amor.

If your feelings are still what they were last April, tell me so at once.
My affections and wishes have not changed.
But one word from you will silence me forever.
If however, your feelings have changed, I will Have to tell you that you have bewitched me, body and soul and I love, I love,
I love you. I never wish to be partedvfrom you from this day on.
– (Pride and prejudice)