La diferencia está en los detalles IV: LA ILUMINACIÓN.

La iluminación es, en cualquier tipo de evento, uno de los factores más importantes para marcar o esconder rincones, espacios o detalles de un lugar. Gracias a ella, una zona común puede convertirse en una auténtica maravilla, ya que, si algo tiene la luz, es la capacidad de sacar partido a cualquier punto con muy poco..

A la hora de enfundarse en los preparativos de algo tan importante como lo es una boda, este aspecto puede pasar desapercibido en la lista de cosas a tener en cuenta. Sin embargo, especialmente en la celebración de un evento tal, la iluminación debe ocupar los primeros puestos.

Con ella, además de conseguir efectos increíbles y conseguir que un ambiente se transforme totalmente, se puede conseguir crear sensaciones muy especiales y relevantes en un día tan clave.

Por ejemplo, un concepto que, sea en la boda que sea, ha de estar siempre presente, es el romanticismo. Pues gracias a la disposición y el tipo de luz, se puede lograr el ambiente romántico y dulce que ha de tener una boda soñada.

Otro condicionante, y no menos importante a la hora de preocuparse por la iluminación, es el resultado del reportaje fotográfico o audiovisual que puede tenerse si no se tiene en cuenta la luz.

Y mucho más divertido es la cantidad de opciones preciosas que existen hoy en día para decorar el espacio de la celebración. Candelabros, antorchas, bombillas colgantes, velas, decoración suspendida, tendido de luces o bombillas al aire, son algunas de las alternativas con las que obtener resultados alucinantes.

Siempre se pueden escoger varias para diferentes momentos de la noche, del atardecer o del día. Botellas con luces led para los centros de mesa, bombillas en los árboles para dar un toque bohemio o unas bengalas en el momento del baile, son ideas mágicas que solo son posibles gracias a la luz.

 

Foto de Adrián Cermeño

Feliz día de la madre en Quinta Lacy

Si por algo nos caracterizamos en Quinta Lacy, es por dedicarnos a cuidar del amor. No importa si es entre una pareja, entre un grupo de amigos o entre una familia. ¡Hay que celebrarlo siempre! ¿Y hay amor más grande que el que se le tiene a una madre? Seguramente ellas dirían que sí, el que nos tienen a nosotros.

Las madres son esos ángeles que nos dan la vida y nos cuidan y guían en cada paso que damos. Sin ellas nada es igual y aunque debemos agradecerles cada día todo lo que hacen por nosotros, se merecen al menos un día en el calendario que sea único y especial y que esté dedicado exclusivamente para ellas.

El mes de mayo se viste de flores solo para ellas y le regala su primer domingo. En nuestras manos queda hacerles todavía un regalo mejor. Cientos de detalles pueden ser una opción para su gran día, pero lo que es seguro es que celebrarlo con los suyos será el mejor de los regalos.

En Quinta Lacy estamos deseosos de ver amor y felicidad en el ambiente, de veros disfrutar y de sentir el cariño que derrocháis por ellas. Por eso nos encantaría que el primer domingo de mayo celebrásemos juntos el precioso Día de la Madre. Y es que os hemos preparado a toda la familia un menú súper especial con la mejor versión de nosotros mismos. Una deliciosa carta elaborada con todo nuestro cariño entre los que podréis degustar cinco de nuestros mejores entrantes, elegir entre una variedad de seis platos principales y para terminar, ¡la merecidísima tarta!

Toda celebración es poca si es por ellas, porque madre no hay más que una pero todas se lo merecen todo.
¡Os esperamos!

Los niños, la alegría de la fiesta

Seguro que os ha pasado alguna vez, quedaros embobados mirando a los niños lo a gusto y entusiasmados que están jugando con lo que sea. Y en ese momento que os habéis parado a pensar, os ha venido un momento de felicidad de verlos y compartir ese momento con ellos, aunque sea viéndolos. Algunas veces, hay muchos padres que dejan de asistir a eventos que les importan porque creen inadecuado o que no van a disfrutar tanto yendo con los niños. Desmontamos totalmente ese mito, porque los niños siempre aportan esa alegría tan agradable y es muy fácil que todos disfrutéis a la vez. ¿Cómo? Siempre y cuando los anfitriones de la fiesta estén de acuerdo, es muy fácil.

Siendo así, la idea es diseñar un espacio para los niños y contratar a profesionales animadores que se encarguen de pasar con ellos toda la velada con juegos y entretenimiento especializado. De esta forma podremos relajarnos y asegurarnos de que están en buenas manos.

Camas hinchables, una bonita mesa equipada con cuadernos, lápices de colores, pegatinas o pequeños juguetes puede lograr que se lo pasen divinamente y que la situación esté perfectamente controlada.

También puede resultar muy divertido para todos organizar un apartado con diferentes disfraces para todos los pequeños asistentes al evento. Se lo pasarán en grande probándose caretas y vestidos y haciéndose pasar por piratas y princesas.

Si vuestra boda se celebra en fechas estivales, y si hay mayoría de niños mayores de 7 años, podéis organizar una mini gincana en exteriores en la que a través de pistas los peques puedan encontrar un tesoro perdido en el lugar. Vivirán toda una aventura y seguro que recordarán el día de vuestra boda como lo más divertido del mundo.

Y por qué no, ¡celebrad con nosotros el día más especial de vuestras vidas y dejad que os preparemos el evento más recordado del año! En nuestros salones y jardines los niños podrán divertirse y vosotros podréis vivir un día perfecto con ellos.

Sí al cóctel de bienvenida en tu banquete de boda.

La cuestión es, ¿Hacemos un cóctel de bienvenida para nuestros invitados previo al banquete? ¿O pasamos directamente a los platos principales? Ante estas dos preguntas, tenemos una respuesta muy clara: definitivamente SÍ al cóctel de bienvenida el día de la celebración de vuestro enlace. Y tenemos las razones de porque nos decantamos por ofrecerte este servicio:

  1. Es el momento perfecto de felicitar a los novios para aquellos que no han podido asistir o directamente no han tenido ocasión de hacerlo en el lugar de la ceremonia.
  2. Es un momento indudablemente distendido y agradable, fuera de tensiones en las que os podéis relajar y disfrutar todos, invitados y recién casados. Iréis abriendo el apetito con pequeños manjares y degustando las mejores fusiones en bebidas. Y es nuestro equipo el que se encarga de que salga todo exquisito.
  3. Aquí tiene lugar el reencuentro de todos los amigos del colegio, el instituto, la universidad, trabajos antiguos y más. Es el momento en el que estaréis todos juntos después de mucho tiempo sin haberos visto y saludaros antes de pasar al salón.
  4. Es ideal, ideal para hacer todas las fotos habidas y por haber. En el photocall, en nuestros jardines, dónde queráis y con quien queráis.
  5. Es breve, pero intenso. Normalmente no dura más de una hora, dependiendo de la pareja y sus preferencias, pero, de hecho, oscila entre media hora y una hora.
  6. Es un espacio-tiempo precioso y muy emotivo.

Además de todo esto, por si fuera poco, a cada cóctel se le puede dar un enfoque diferente. Y ahora que llega la primavera, lo vemos una opción más que acertada, porque gozar de un cóctel en nuestros jardines, no tiene precio.

¡Solo tenéis que venir y os enseñamos gustosamente lo que estáis buscando!

La temporada de bodas primavera-verano en Quinta Lacy ya está aquí

Ya se nota que estamos en primavera. Qué maravilla…

Igual que os contamos el encanto de las bodas de otoño y la magia que despierta las bodas de invierno, por supuesto os tenemos que embriagar con la belleza de las bodas de primavera-verano, más aun cuando el momento de organizar todos los preparativos de las bodas que se celebren por esas fechas es AHORA y no podemos estar más ansiosos proyectando en nuestras mentes tantas cosas bonitas que se van a hacer.

Es cierto que para muchas parejas las fechas están muy claras, ‘’ el día en el que empezamos a salir’’, ‘’el mismo mes en el que se casaron nuestros padres’’ … Sin embargo, a veces lo único que se tiene claro es que os amáis y que os queréis casar, nada más. Ante esto, que ya es mucho, y porque acabamos de empezar un nuevo año lleno de posibles enlaces, desde Quinta Lacy vamos a descubrir todas las ventajas que ofrecen dos de las estaciones más escogidas por las parejas.

Casarse en primavera, tiene una ventaja por antonomasia que es el clima. En primavera la temperatura es perfecta para no pasar frío y tampoco calor. Es una de las estaciones más románticas del año, pues podéis celebrar vuestra boda en exterior y disfrutar de jardines decorados con las propias flores de la zona que han surgido de forma natural. Se trata de una temporada llena de alegría, de sol y en el que la naturaleza brilla por sí sola acompañando con su belleza todo vuestro día. En estas fechas, podréis escoger colores vibrantes como decoración y dejaros llevar por las flores de temporada como las peonías, las rosas o las espuelas.

Por otra parte, casarse en verano, sin duda, es la estación más elegida para la celebración de bodas. El verano está exento de riesgos como lluvias y frío. Es una fecha en la que se puede controlar el clima y cerciorarse de que, en el caso de la novia e invitadas, si el vestido es escotado, no se va a necesitar ninguna prenda más. Por otro lado, si la boda se celebra al mediodía, la velada se hace más intensa y dilatada en el tiempo, pudiendo aprovechar cada segundo de sol y calidez. Además, garantiza la posibilidad de celebrarla en jardines y zonas de exterior. Las noches de verano son mágicas y, sobre todo, si se acompañan de una decoración a base de flores y frutos de temporada como, por ejemplo, cítricos.

Si finalmente os habéis decidido por vivir un día de ensueño en cualquiera de estas dos mágicas estaciones del año en Quinta Lacy, no dudéis en llamar al 965 378 460 ó al 660 897 068 y hacer la reserva de vuestro gran día. Lo marcaremos en nuestro calendario con gran alegría, pues para nosotros también es increíble acompañaros en vuestra boda.

¿Cómo siento a los invitados el día de mi boda?

Dónde y con quién sentar a los invitados. Qué miedo puede recorrernos el cuerpo cuando llega la hora de tener que concentraros juntos a elaborar las mesas. Os vamos a ser muy sinceros: tarea fácil, no es precisamente ¿Quién dijo que era sencillo juntar en una plantilla las relaciones personales con las matemáticas? ‘’Mi prima tiene que estar al lado de su novio, que a la vez es amigo del vecino del primo de mi futuro marido, pero en la mesa solo pueden sentarse diez personas y …’’  o “¿se enfadará x si lo siento con y?’’. No es fácil. Pero, por otra parte, es de mucha ayuda para otros factores como, por ejemplo:

A repasar vuestra lista de invitados.
A conocer a familiares de vuestra pareja que no sabíais que existían (así mismo, conoceros vosotros un poco más).

Desde Quinta Lacy, nuestro primer consejo es el siguiente: Haced lo que realmente queráis hacer. Parece evidente, pero muchas parejas se vuelven locas con el protocolo, los líos familiares, los jaleos entre amigos y la disposición de las mesas. Es vuestro día, solo vuestro, así que manos a la obra y a crear el día de vuestros sueños.

Más que consejos, os damos algunas pautas y trucos para que todo vaya rodado.

Podéis elegir entre papel o electrónico, pero tened siempre una lista escrita de como vais a colocar a los invitados. Y a ser posible, actualizada en todo momento, con cualquier mínimo cambio que hayáis pensado.

Lo segundo, es elegir las mesas: redondas o rectangulares. Las redondas son las más utilizadas, ya que incitan más al diálogo y a la cercanía entre los invitados. Eso sí, no los acerquéis demasiado y no sobrepaséis de 8 o 10 el número de sillas.

Las mesas rectangulares son más informales, en ellas se pueden ubicar hasta 30 invitados. Son una buena opción, primero, para la mesa nupcial y segundo para ceremonias intimas con pocos invitados.

En Quinta Lacy disponemos de ambos tipos, aunque siempre nos decantaremos por las mesas redondas.

Estamos en el siglo XXI y el protocolo solo es para los que quieran seguirlo. No es una ley estatal el sentarse con los padres, qué va. Podéis diseñar vuestra mesa de la forma que deseéis. Con amigos, con primos, con tíos, con amigos y con primos… ¡Sois totalmente libres!  Como ya os hemos dicho, es vuestro día, y el mejor consejo que podemos daros es que hagáis lo que os dé la gana.

Respecto a dónde, sí os decimos que es mejor sentaros en medio de todo el cotarro, para que no perdáis detalle de todo lo que pase y vuestros invitados tengan plena visibilidad hacia vosotros.

Por último, pensad una forma bonita y original de presentar las minutas de los asientos de vuestros invitados para ponerlas en la recepción. Hay muuuchas ideas…

Contad con nuestro asesoramiento, pues Quinta Lacy está formado por un equipo de profesionales experto en crear días de ensueño. Solo tenéis que llamarnos y contarnos lo que queréis para ponernos cuanto antes a prepararlo todo.

Noche y día

Nino Bravo presenta estupendamente este post, aunque es otra la idea que traemos, que no tiene que ver con lo musical, pero por supuesto sí con el amor y su máxima representación, las bodas. Nosotros ya sabemos que os queréis noche y día y que os queréis con locura; razones suficientes por las que dos personas deciden unir sus vidas y compartir el camino, juntos, sin un “hasta” ni un final, porque eso no existe cuando hay amor de por medio. Nosotros hemos vivido tantos momentos como este y nos encanta tanto, tanto, que queremos más y esta vez con vosotros.

Uno de los dilemas que se presenta en la segunda parte del cuándo (la primera es la fecha), es el momento, si por la noche o por el día. Ambos tienen su encanto único y especial, pero lo que queremos es contaros como son en Quinta Lacy, más ahora que viene la primavera. Sabréis enseguida por cual os decantáis después de conocer sus características.

Las bodas de día, son tiernas y cálidas en general, y enérgicas y vitales particularmente en Quinta Lacy. Qué duda cabe que el clima de esta zona durante la primavera acompaña de forma ideal pero el resultado adquiere mayor peso cuando le sumamos 3 fantásticos jardines, los cuales te recibirán en pleno apogeo, dónde disfrutar de este tiempo con tus invitados. Son perfectas si muchos de tus invitados son niños porque la zona de juegos al aire libre les chifla.  Las bodas de día se hacen cortas a pesar de que los días son más largos; se hacen cortas porque estáis disfrutando al máximo de vuestro día soñado desde primera hora del mediodía hasta el final de la tarde, momento del resopón (merienda-cena) perfecto que te ofrece Quinta Lacy si celebráis vuestra boda un domingo. La guinda del pastel propicia para culminar el día.

Las bodas de noche, son románticas… porque desde el jardín, en lo alto del cielo la luz de la luna se alza solo para vosotros creando un halo indudable de sueño de una noche de verano; son íntimas y pasionales cuando fusionas el cóctel de bienvenida en los jardines y la cena en los salones, los cuales están acondicionados para que el halo de la luz de la luna se prolongue hasta aquí y que no acabe la magia. Una gran pista de baile y un escenario para la orquesta, el dj, un homenaje a Nino Bravo y los discursos.

¿Qué momento os seduce más? Venid, contádnoslo y hagámoslo realidad en Quinta Lacy.

La temporada de bodas primavera-verano en quinta lacy ya está aquí

Hoy le damos la bienvenida, por fin, a la primavera. Qué maravilla…

Igual que os contamos el encanto de las bodas de otoño y la magia que despierta las bodas de invierno, por supuesto os tenemos que embriagar con la belleza de las bodas de primavera-verano, más aun cuando el momento de organizar todos los preparativos de las bodas que se celebren por esas fechas es AHORA y no podemos estar más ansiosos proyectando en nuestras mentes tantas cosas bonitas que se van a hacer.

Es cierto que para muchas parejas las fechas están muy claras, ‘’ el día en el que empezamos a salir’’, ‘’el mismo mes en el que se casaron nuestros padres’’ … Sin embargo, a veces lo único que se tiene claro es que os amáis y que os queréis casar, nada más. Ante esto, que ya es mucho, y porque acabamos de empezar un nuevo año lleno de posibles enlaces, desde Quinta Lacy vamos a descubrir todas las ventajas que ofrecen dos de las estaciones más escogidas por las parejas.

Casarse en primavera, tiene una ventaja por antonomasia que es el clima. En primavera la temperatura es perfecta para no pasar frío y tampoco calor. Es una de las estaciones más románticas del año, pues podéis celebrar vuestra boda en exterior y disfrutar de jardines decorados con las propias flores de la zona que han surgido de forma natural. Se trata de una temporada llena de alegría, de sol y en el que la naturaleza brilla por sí sola acompañando con su belleza todo vuestro día. En estas fechas, podréis escoger colores vibrantes como decoración y dejaros llevar por las flores de temporada como las peonías, las rosas o las espuelas.

Por otra parte, casarse en verano, sin duda, es la estación más elegida para la celebración de bodas. El verano está exento de riesgos como lluvias y frío. Es una fecha en la que se puede controlar el clima y cerciorarse de que, en el caso de la novia e invitadas, si el vestido es escotado, no se va a necesitar ninguna prenda más. Por otro lado, si la boda se celebra al mediodía, la velada se hace más intensa y dilatada en el tiempo, pudiendo aprovechar cada segundo de sol y calidez. Además, garantiza la posibilidad de celebrarla en jardines y zonas de exterior. Las noches de verano son mágicas y, sobre todo, si se acompañan de una decoración a base de flores y frutos de temporada como, por ejemplo, cítricos.

Si finalmente os habéis decidido por vivir un día de ensueño en cualquiera de estas dos mágicas estaciones del año en Quinta Lacy, no dudéis en llamar al 965 378 460 ó al 660 897 068 y hacer la reserva de vuestro gran día. Lo marcaremos en nuestro calendario con gran alegría, pues para nosotros también es increíble acompañaros en vuestra boda.

Querido papá, molas mucho.

Querido papá,

Ya sé que todos los días deberían ser tu día, pero no siempre puedo expresarte todo lo que siento por ti como me gustaría, por eso creo que fue establecido el día del padre. Además de que tampoco puedo complacerte como realmente mereces, aunque quiera.

Pero eso no significa que no te quiera cada día un poquito más, porque a pesar de todo, pasa el tiempo y yo te sigo viendo como una luz en mi camino, como mi amuleto de la suerte. Enseñándome a pescar y no a pescarme tú el pez, dejándome que cometa mis propios errores, ayudándome si estoy en el suelo, a levantarme, abrazándome si estoy triste y mirándome con los ojos más tiernos que existen si estoy feliz. Molas mucho, en todos los sentidos.

No puedo estar más agradecid@ con el mundo de que te mandara a mi vida y a mamá en cualquier caso por escogerte; que gran elección.

Muchas veces me has dicho que, si yo soy feliz, tú eres feliz. Por eso he decido consentirte para el día del padre en un lugar que nos quiere ver felices a todos. Nos vamos a disfrutar de las maravillas que tienen preparadas este gran equipo para nosotros: una fantástica jornada, el día 19 de marzo, en los salones de Quinta Lacy, junto a toda la familia o quienes tú decidas compartir este día.

Ya he estado en otras ocasiones celebrando con ellos y no defraudan nunca. Es más, siempre se salen de la línea si de felicidad se trata.

Nos tienen preparados un estupendo y completísimo menú a base de unos entrantes de lo más variados, entre los que está uno de tus favoritos el mejor jamón de bellota, plato principal a elegir y con toque dulce, por supuesto. Pero no te quiero decir más porque quiero que sea sorpresa.

Eso sí, no quiero que te preocupes de la economía, porque el precio del menú es más que perfecto y corre todo de mi cuenta. Es lo menos que puedo hacer por ti.

Te quiero hasta el infinito y más allá, papá.

La diferencia está en los detalles III. las minutas en tu celebración.

En una primera instancia, la carta de presentación del enlace es la invitación que entregáis a vuestros comensales, la cual dirá mucho de vuestro estilo propio como pareja y por otra parte del motivo alrededor del cual girará la boda. En esta, pondréis vuestro toque personal eligiendo la forma, el color, el grabado o la información proporcionada de los datos de la ceremonia y el lugar de celebración.

Posteriormente, será en la sala del banquete donde las minutas os representen a vosotros en lo que a estilo se refiere y presenten el menú que van a degustar los invitados. Se puede pasar por alto este aspecto, pero que la minuta esté presente en las mesas es muy importante además que también lo es que tenga concordancia con la temática de la boda y el resto de papelería que se haya impreso para el evento.

Actualmente, las minutas sin personalidad, sosas y desaborias han sido olvidadas y por suerte se les presta una atención más minuciosa y delicada. Sobre todo, porque va más allá que el simple hecho de mostrar el menú, sino que forma parte del decorado de las mesas, estando presente en todo momento para guiarnos al siguiente plato y por lo tanto será visto con sumo cuidado. Además, muchos invitados las guardan como recuerdo de lo que fue una celebración ejemplar.

En Quinta Lacy sabemos lo importantes que son y a la vez que os creamos el menú personalizado también lo hacemos con las minutas, puesto que es nuestro regalo para con vosotros el día de la boda: a vuestro gusto, por su puesto, y siguiendo el resto de la temática.