La diferencia está en los detalles IV: LA ILUMINACIÓN.

La iluminación es, en cualquier tipo de evento, uno de los factores más importantes para marcar o esconder rincones, espacios o detalles de un lugar. Gracias a ella, una zona común puede convertirse en una auténtica maravilla, ya que, si algo tiene la luz, es la capacidad de sacar partido a cualquier punto con muy poco..

A la hora de enfundarse en los preparativos de algo tan importante como lo es una boda, este aspecto puede pasar desapercibido en la lista de cosas a tener en cuenta. Sin embargo, especialmente en la celebración de un evento tal, la iluminación debe ocupar los primeros puestos.

Con ella, además de conseguir efectos increíbles y conseguir que un ambiente se transforme totalmente, se puede conseguir crear sensaciones muy especiales y relevantes en un día tan clave.

Por ejemplo, un concepto que, sea en la boda que sea, ha de estar siempre presente, es el romanticismo. Pues gracias a la disposición y el tipo de luz, se puede lograr el ambiente romántico y dulce que ha de tener una boda soñada.

Otro condicionante, y no menos importante a la hora de preocuparse por la iluminación, es el resultado del reportaje fotográfico o audiovisual que puede tenerse si no se tiene en cuenta la luz.

Y mucho más divertido es la cantidad de opciones preciosas que existen hoy en día para decorar el espacio de la celebración. Candelabros, antorchas, bombillas colgantes, velas, decoración suspendida, tendido de luces o bombillas al aire, son algunas de las alternativas con las que obtener resultados alucinantes.

Siempre se pueden escoger varias para diferentes momentos de la noche, del atardecer o del día. Botellas con luces led para los centros de mesa, bombillas en los árboles para dar un toque bohemio o unas bengalas en el momento del baile, son ideas mágicas que solo son posibles gracias a la luz.

 

Foto de Adrián Cermeño

Bodas civiles con encanto

Las bodas civiles son cada vez más aclamadas por las parejas enamoradas que se deciden a dar el paso. Son a efectos legales, exactamente igual de válidas que una boda religiosa.

Sin embargo, si el componente religioso no es especialmente relevante para los novios, las bodas civiles tienen cierto encanto especial, y es que pueden personalizarse de una forma mucho más abierta y al gusto del futuro matrimonio.

Cientos de posibilidades se abren como un abanico a la hora de plantear el gran día, ya que no resulta indispensable que la celebración del enlace tenga que desarrollarse obligatoriamente en los juzgados. Así, el encuentro entre los tortolitos puede hacerse, por ejemplo, en el mismo lugar donde posteriormente va a tener lugar el esperado banquete.

¿Y por qué no proponeros que lo celebréis en Quinta Lacy?

Si en algo somos especialistas, es en la organización de bodas de ensueño. Y no solo en lo que se refiere al convite o al cóctel, ¡somos expertos en todo el proceso, de principio a fin! Si conocéis nuestros espacios sabréis que están especialmente diseñados y adaptados para recoger el maravilloso encuentro y ser testigos del ‘’sí quiero’’.

Con muchos años de experiencia, en Quinta Lacy contamos con todo lo necesario para preparar junto a vosotros el día de vuestra boda. En invierno, en otoño, en primavera o en verano, cualquier fecha es perfecta para casarse en nuestro recinto. Con salones equipados y preciosos jardines, dentro o fuera, la ceremonia será el inicio de un día perfecto en el que los invitados no tendrán que desplazarse y podrán dirigirse inmediatamente después a la zona del cóctel.

¡Son todo ventajas! Junto a vosotros nos encargaremos de todo lo relacionado con la decoración del lugar, de la distribución de los espacios y de cómo sorprender a los invitados. Y por supuesto, de sorprenderos a vosotros.

Llamadnos y venid a visitarnos, vuestra boda soñada tiene que empezar a organizarse ¡cuanto antes!

¿Quién dijo que las bodas habían de durar solo un día?

Sucede en otros lugares del mundo, como por ejemplo Marruecos, las bodas pueden llegar a durar entre 3 y 5 días dependiendo de la zona y eso porque desde hace un tiempo sufrieron modificaciones y se acortaron. O aquí mismo, en la cultura gitana, también tienen por tradición que los enlaces se prolonguen entre 2 y 3 días, en los que la celebración y el goce es continuo. Estamos seguros que, en otras muchas partes del mundo, las bodas toman parte durante más de un día.

En esta zona, por tradición, para la celebración de las ceremonias se establece un día, ese “día especial e inolvidable”. Pero a veces, ¿No se os queda la sensación de que os ha faltado un poquito más? No se trata de modificar todo el esquema, sino de prolongar algo más el momento. Si bien es un día en el que tiene lugar el enlace como tal, oficiado ante un juez o la Iglesia, con su correspondiente banquete y todas las sorpresas, el baile, la barra libre, la orquesta, la animación, etc…

Al día siguiente es como que todo ha terminado de repente, y hay ocasiones en las que ni siquiera te has dado cuenta de que no os habéis despedido de vuestros amigos de la Universidad o de vuestros tíos que viven en Australia, porque la verdad sea dicha, estabais en otra cosa y no os distéis ni cuenta.

Pues eso no tiene por qué ser así, porque tiene una perfecta solución y es añadir un día más. Algo así como la Post-wedding o la post-boda. Justo el día después de la boda, en el que os volváis a reunir, los mismos, o los que no pudieron ir, o de los que no os despedisteis, o solo vuestra familia, como bien queráis, pero reuniros de nuevo en un ambiente más tranquilo y relajado, con mucha pausa, para una comida o una cena. Y así, terminar de rellenar ese pedacito del corazón que faltó del día anterior.

Además, por si fuera poco, también está la propuesta del día anterior al enlace también llamada “la cena de ensayo”.

¡En Quinta Lacy apostamos por ambas propuestas!

¡Nos casamos! ¿Por dónde empezamos? Solo necesitas 3 pasos básicos para preparar tu boda.

Ha llegado uno de los momentos más deseados de vuestra vida, ¡por fin tu chico se lanzó a pedirte matrimonio de la forma más romántica que podías imaginar! o, tal vez, ¡por fin tu chica se lanzó a pedirte matrimonio de la forma más original que podrías desear! Sea como sea, os casáis, y después de tantos años imaginando este momento, no tenéis ni idea de qué hacer ahora. ¿Por dónde se empieza a organizar un evento así?

El paso número uno es el siguiente: Respirar. Respirad y prometeos una cosa; ‘’Vamos a disfrutar de cada instante de todo el proceso.

El paso número dos es sencillo y se trata de recurrir a la infalible fórmula secreta: un equipo de buenos profesionales que puedan ofrecerme todo lo que deseo para ese día.

Aquí es donde Quinta Lacy entra en acción porque no solo estáis eligiendo un lugar de ensueño dónde todo tiene cabida, sino que también estáis eligiendo el equipo ideal para crear vuestra boda.

Por ello, el paso número tres es soñar, pedir y vivir al máximo. Porque estáis dando uno de los pasos más bonitos e importantes de vuestra vida y el estrés no tiene lugar.

Ya llegados a este punto, vuelve al paso número dos: llamando y viniendo a visitarnos, analizad nuestros espacios, visualizad el precioso vestido recorriendo los jardines, los rincones del salón y a vuestros invitados riendo y embobados con vuestro amor. Aseguraos de cuándo queréis que se haga realidad ‘’ese día’’ y haced que lo guardemos en nuestro calendario solo para vosotros. A partir de ese instante, nosotros nos haremos cargo de todo y la organización de tu boda será coser y cantar.

No dudéis en consultar todo lo que queráis con Quinta Lacy, estaremos encantados de formar parte de algo tan importante para vosotros y de facilitar todos los pasos para que tan solo os preocupéis de soñar y de disfrutar. Llamadnos y haced la reserva de vuestra boda en el 965 378 460 ó 660 897 068. Y, ¡ENHORABUENA!

 

Foto by jcomp

¿Boda en interior o en exterior?

Después de la elección de la fecha y, sobre todo, si se han escogido dos estaciones como la primavera o verano, la pregunta que puede surgiros es si es mejor celebrarla en una zona interior o en un jardín o exterior. Si algo podemos aseguraros desde Quinta Lacy, es que ambas, son excelentes opciones. Pero también es cierto que las dos posibilidades ofrecen ciertas ventajas que conviene tener en cuenta a la hora de tomar tal decisión.

Por un lado, celebrar vuestra boda en un espacio cerrado puede ahorraros muchos imprevistos, ya que cualquier incidencia climatológica no podrá afectar a vuestro día. Además, a pesar de que vuestro evento estará delimitado por cuatro paredes, hoy en día, los lugares de celebración de banquetes están totalmente preparados y cuidadosamente diseñados para que la velada sea de lo más íntima, especial y acogedora para todos los asistentes.

En Quinta Lacy disponemos de tres preciosos Salones equipados con todo lo necesario para que deslumbréis en vuestra boda; el Salón Bateig, con capacidad para 190 invitados, el Salón Cámara, con capacidad para 430 comensales y el Salón Monastil, capaz de albergar a 670 personas.

Por otra parte, los espacios abiertos son especiales. Es innegable la magia que genera sentirse rodeado de la naturaleza, el aire libre e incluso el sonido de los pájaros de la zona. Si el tiempo acompaña, es seguro que vuestros invitados recordarán el día de vuestra boda como algo precioso y singular. Nuestros Jardines están especialmente decorados con vegetación propia de la zona y perfectamente integrados con el entorno para que vuestro momento sea tal y como lo habíais soñado. Podéis escoger entre el Jardín de las Palmeras para celebrar un exquisito cóctel con capacidad de 350 invitados y con el Jardín de los Cítricos, con capacidad para 450 comensales para celebrar el banquete.

O, en cualquier caso, ¿Por qué elegir uno cuando puedes tener los dos? La versatilidad y la capacidad de adaptación son cualidades que caracterizan Quinta Lacy y en esta parte toman acción.

En primavera, por ejemplo, que el clima todavía puede darnos alguna que otra sorpresa, la opción de realizar el cóctel de bienvenida en el jardín, tranquilamente y disfrutando de la brisa para después pasar al salón en el momento de los primeros platos es indudablemente la fusión ganadora.

En verano, por el contrario, la idea de permanecer en los jardines durante toda la ceremonia se vuelve más apetecible, aunque siempre guardamos el as bajo la manga para cualquier imprevisto.

¿Por cuál os decantáis? ¡Contádnoslo! O mejor, decididlo y vividlo en vuestra boda…

Coches de boda

Estáis ahí, ahí, que no os termina de seducir ni de convencer tener que utilizar el coche familiar para ir a vuestra boda. Porque lo que vosotros estáis buscando es algo original y diferente. No hay problema porque ahora, por un precio más que asequible puedes disponer de una amplia variedad coches de boda y otros vehículos.

Actualmente, ya hay muchas empresas que se dedican al alquiler de vehículos para todo tipo de eventos, especialmente para bodas. Saben que ahora muchas parejas se alejan del clásico (aunque siempre acertado) de decorar el coche con flores y quieren ir un paso más allá haciendo que el transporte en sí sea lo especial. Además, que sea al mejor precio posible. El primer paso es sencillo: abrir internet y poner en el buscador coches de boda. Te saldrán muchos resultados, pero así os hacéis una idea de lo que estamos hablando. Lo bueno es no hay que irse muy lejos, porque en esta zona de Alicante y Murcia y alrededores hay una oferta de más de 600 empresas

Coches de época: Cadillacs, Mercedes, Rolls Royce, Ford, Mustang, Record Cabriolet, …, de diferentes colores y modelos (descapotables, clásicos, pequeños, grandes, etc). Por ejemplo, para las parejas que le quieran dar el toque retro a su boda, hay empresas que ofrecen el Citroen 2CV, el escarabajo de toda la vida y la Volkswagen T1 del año 58 en muy buen estado. En algunas ocasiones, el conductor está incluido y dependerá de las horas la tarifa de precios.

Por otro lado, no solo los coches toman parte en la función, también los carruajes e incluso las Vespas con sidecar para los más aventureros, ahí es elección quien conduce y quien va en el sidecar. A nosotros esta última opción nos encanta, porque no se suele ver muchas veces.

Lo bueno de decantaros por este tipo de vehículos, es que puede ser parte de la decoración de vuestra boda en el lugar de celebración. No hace mucho, una pareja de novios decidió que un carruaje antiguo (solo el carruaje) sería un elemento de decoración. Y quedó realmente precioso…

¿Qué os parece la idea? ¿La incluirías en vuestro presupuesto?

 

Foto by jjdluxecars / jjdluxecars.com

Salita de la novia, un espacio reservado sólo para ti.

Quinta Lacy fue diseñada y construida para que fuera un espacio completamente funcional y que reuniera todas las características posibles para responder a las necesidades de nuestros comensales en todos los eventos. Y cuando decimos que lo pensamos todo, nos referimos a todo. No solo pensamos en que fuera un lugar diáfano, amplio y con alegres y espaciosos jardines, sino que también pensamos en que debía de haber un lugar dentro del recinto a donde solo tuviera acceso un número limitado de personas.

Creímos que cuando Quinta Lacy se transformara en el lugar de celebración de una boda, debía de haber un espacio reservado, exclusivo y privado donde solo los novios pudieran acceder, por ejemplo, a cambiarse, guardar sus cosas personales o almacenar todos los regalos que recibieran de los invitados ese día. En este caso es cuando lo llamamos la habitación de la novia (o de los novios).

Por otro lado, creímos que cuando Quinta Lacy se transformara en un el lugar de celebración de un evento empresarial, los organizadores debían de tener un espacio exclusivo y privado donde almacenar todas las cosas necesarias para la ocasión, echando a un lado la idea del maletero del coche.

Y por supuesto, cuando fuera el lugar de celebración de bautizos, comuniones, cumpleaños, etc.*

Además, pensamos que, puesto que hay varias opciones respecto a la elección de salones, debía de haber una salita correspondiente a cada espacio y lo bueno es que no contamos con una habitación, sino con dos. Ambas habitaciones constan de un baño privado, un tocador y una caja fuerte y solo la persona a la que se le entregue la llave, tiene acceso a ella.

Mientras más azúcar, más dulce y Quinta Lacy está en el top de los caramelos.

¿Qué te parece tener un espacio reservado solo para ti?

París, ciudad del amor. Oh La Lá

Una realidad asumida a través de historias, novelas, películas y series, arte y música es que París es la ciudad del amor o también llamada ciudad de la luz.

Seguro que te ha surgido la inquietud de descubrir y sentir qué tiene París que la hace tan especial y diferente.

Si viajas a París, seguro que al llegar, te encontrarás envuelto en un ambiente muy especial, monumentos imponentes, exuberantes avenidas, calles repletas de tiendas de lujo, o el buen vestir de sus gentes, además de la gastronomía con nombre propio la “Nouvelle cuisine”.

Cientos de cosas por destacar, pero entre todas destaca claramente la Torre Eiffel, el monumento más glamuroso y elegante de toda la ciudad.

Pero… ¿Por qué a París se la considera la ciudad del Amor, si el amor es un sentimiento básico del ser humano y el amor no entiende de fronteras, razas, ideas ni lugares?

Pues… es evidente que París tiene un halo de romanticismo alrededor del lujo, los restaurantes, hoteles, la calle respira vanidad y nos lo han contado tan bien los pintores, poetas, cantantes…

Solo tienes que dar un paseo más allá de los jardines florecidos, de los parques de la Butte Montmartre, o por todas las maravillosas plazas que salpican la ciudad, caminar por la ribera del sena, y de fondo la Torre Eiffel. sencillamente maravilloso.

En cualquier lugar se puede vivir el amor intensamente, pero en la encantadora, poética, cautivadora y romántica París, el amor se vive de una forma especial.

Vive l´amour      Oh La Lá

Los detalles más íntimos de una boda se esconden en el vestuario

Las tendencias en materia de celebración de bodas se dirigen cada vez más a la personalización del evento y del momento. Las parejas aumentan el nivel de exigencia a la hora de planificar su enlace y los organizadores procuran adaptar al gusto de los novios todos los detalles de la boda, hasta los más mínimos. Está muy de moda organizar bodas temáticas donde todo, desde la comida, hasta la decoración, incluyendo las tarjetitas que indican donde se sientan los invitados, se personalizan y se cuidan en todos los aspectos.

Otra tendencia es esconder mensajes especiales en la vestimenta de los novios para hacer sus atuendos más especiales. Aunque estos pequeños detalles no suelen estar a la vista, se trata de símbolos con una gran carga sentimental que sí marcan una diferencia para muchos. Este es el caso de Diana, una de nuestras novias favoritas, que llevaba en la suela de sus zapatos la inscripción “Sí quiero” hecha con incrustaciones de cristales de colores.

Este pequeño detalle no se apreciaba a la vista, era un detalle personal para la propia novia y que hacía de sus zapatos un complemento mucho más especial. Este tipo de detalles se ponen cada vez más de moda y es que añaden un poco más de magia a ese día tan especial.

Completa tu look de novia con un ramo a medida

Hoy en día existen infinidad de estilos de ramos de novia, grandes, pequeños, naturales, de estilo campestre, vintage, moderno… Tenemos muchísimos ejemplos en los que fijarnos, sobre todo en internet, copado de webs estadounidenses de tema nupcial. La elección del ramo es tan importante como la del vestido de novia, pues tiene que hacer su papel de accesorio acorde con todo el conjunto, sin destacar por encima del vestido, pero creando un conjunto armónico.

El ramo ha de adoptar el mismo estilo que el del vestido, una novia campestre no puede llevar un ramo moderno y viceversa y para ello es muy importante la elección de las flores, el tamaño y la forma del mismo. El tamaño del ramo se elige en función de la altura de la novia, ya que no queremos que al caminar hasta el altar, el ramo se lleve todo el protagonismo tapando a la novia y a vestido. Para una estatura media el ramo será de unos 21 centímetros.

La forma que escojamos tendrá que ser armónica el estilo del vestido, las flores redondas se utilizan para crear ramos redondos, más clásicos y las flores alargadas, para crear ramos alargados y más modernos. Sencillo ¿verdad? Los tipos de flores y sus colores deben evocar el estilo de novia que hemos adoptado, por ejemplo las rosas inglesas en tonos claros responden a un tipo de novia con un vestido vintage o campestre, mientras que las orquídeas se usan en ramos lujosos y elegantes. La mejor opción a la hora de elegir el ramo es llevar una foto del vestido y dejar que los especialistas nos echen una mano, seguro que con sus buenos consejos conseguirás el ramo de novia de tus sueños.